Dulces navideños, peligro para tus dientes

dulces navidad

Imposible resistirse a los dulces navideños, lo sabemos, pero debemos tener cuidado porque pueden perjudicar la salud de nuestros dientes y no solo lo decimos por la dureza del turrón duro.
Si las comilonas en estas fechas están a la orden del día, la ingesta de azúcar no se queda atrás: polvorones, mazapanes, mantecados, turrones de todos los sabores y peladillas son solo algunos de los manjares que saboreamos una y otra vez para perjuicio de nuestra boca.

Como siempre no es cuestión de que no comamos lo que con tanto gusto nos ponen en la mesa por estas fechas para contrarrestar lo que deberíamos hacer es mantener, como nunca, los mejores hábitos de higiene dental.

¿Queréis saber algunos de los dulces navideños más perjudiciales?, pues aquí van:

  • - La fruta escarchada con sus 81 gramos de azúcar por cada 100 gramos es uno de los productos estrellas para hacer que tu boca sea un festín para la caries. Si, además, le añades que se trata de una fruta con una textura pegajosa y que se adhiere con facilidad a las piezas dentales, estaremos frente al no va más de los productos pro-caries. Si no eres de los que apartan esta fruta más que dulce, no te descuides en cepillarte los dientes después de comerla. 
  • - Turrón de guirlache. Además de la cantidad de azúcar que lleva (51 gr. por 100 gr. de producto), el problema del guirlache es que la mezcla entre almendra y caramelo le confiere una dureza que puede llevar a romper incluso una pieza dental. Si no tienes tu dentadura tan sana como deberías, lo mejor es que no te arriesgues.
  • - Turrón duro. Lo mismo que os hemos dicho del guirlache se puede aplicar al turrón duro porque, aunque tenga menos azúcar (45 gr por 100 gr de producto), la textura es muy parecida.
  • - Mazapán. Si bien ahora se trata de un dulce más blando, estamos ante un producto que se adhiere con facilidad a los dientes por lo que es imprescindible una limpieza exhaustiva después de ingerir sus 49 gr de azúcar por cada 100 gr.
  • - Turrón blando. Seguimos con los productos que no nos romperán los dientes pero que los perjudicará por sus 45 gr de azúcar por cada 100 gr de producto. El turrón blando es un placer, y lo sabemos, pero no cuesta nada coger el hilo dental y un buen enjuague bucal después de comerlo.
  • - Chocolate a la taza. ¿Qué sería de la Navidad sin saborear una buena taza de chocolate caliente?, no renuncies a ese placer, pero aprendamos a eliminar de nuestra boca los 74 gr de azúcar por cada 100 gr de chocolate a la taza que se cuelan en ella.

Como no queremos fastidiaros las Navidades, solo nos queda aconsejaros que después de que pasen estas fechas os paséis por vuestro dentista de confianza y os haga una limpieza más profunda y revise cómo han quedado vuestras piezas dentales después de pegar esos bocados a los turrones 😉

Feliz Navidad a todos