Cuida tus pies. Cuida tu salud

pies cuidados

En invierno parece que nos despreocupamos del cuidado de nuestros pies porque no “los mostramos”, pero no es algo que debamos dejar de lado ya que el cuidado de los pies va más allá de una cuestión de estética, se trata de una cuestión de salud.

El equipo de profesionales en podología, que tenemos en nuestra clínica en Murcia, os quiere dar algunos consejos para que vuestros pies estén siempre en perfectas condiciones.

Son varios los factores que inciden en el bienestar y en la salud de nuestros pies. Principalmente el tipo de calzado que utilizamos es un factor que puede conllevar molestias en los pies y, lo que es peor, que estos deriven en problemas de salud como dolor de espalda, de articulaciones, etc.

Es por esto que recomendamos visitar de forma periódica a nuestro podólogo de confianza para que detecte cualquier problema en ellos que implique problemas más graves a la larga.

Consejos para unos pies perfectos

Os vamos a dar unos consejos muy sencillos de seguir y de llevar a la práctica para que sigáis pisando fuerte ?.

Una buena higiene diaria. Dedica tiempo a lavar tus pies de forma diaria y mejor si es con un jabón neutro. Incide en ellos de la misma forma que lo haces con tus manos y, una vez que lo hayas hecho, sécalos muy bien.

Si mantenemos la humedad en los pies estaremos dando lugar a la aparición de los molestos hongos. Incide entre tus dedos para que la zona quede bien seca. 

Aprovecha el momento para eliminar durezas mediante el uso de piedra pómez o productos especiales para la ocasión.

Mantén tus pies hidratados. Los pies, al igual que el resto del cuerpo, necesitan estar bien hidratados, lo que ayudará también a tener una piel más elástica y resistente.

Masajes relajantes. Los pies llevan el peso de todo nuestro cuerpo durante todo el día y “regalarles” un buen masaje contribuirá a su bienestar y al del resto del organismo ya que ayudará a mejorar la circulación sanguínea, reducir el cansancio d las piernas, mitigar pequeños dolores de espalda…

Elige el calzado idóneo. Lo de que para presumir hay que sufrir es una frase que ya deberíamos haber eliminado de nuestro vocabulario, porque la consecuencia de un calzado inadecuado puede acarrear graves problemas de salud. Vigila la altura del tacón, la calidad del material con el que está fabricado, que tenga la anchura adecuada para que sujete, pero no apriete, que no te produzca rozaduras y que te permita caminar con seguridad.

Por último, os comentamos que actividades como andar descalzo (sobre todo en la playa) ayuda al descanso y a la tonificación de nuestros pies.
Si queréis tener unos pies sanos podéis visitar nuestra clínica y concretar una cita con nuestro servicio de podología.