¿Por qué sangran las encías?

¿Por qué sangran las encías?

Puede que en más de una ocasión hayas comprobado que te sangran las encías. En estos casos es imprescindible que acudáis a la consulta de vuestro dentista para detectar la causa que lo produce.

Unas encías sanas deben tener un color rosado y mantener firmes las piezas dentales. Si están oscurecidas, están inflamadas o las piezas se mueven es que está ocurriendo un problema que debe ser tratado.

¿Qué causa el sangrado de encías?

Una de las razones es sufrir de gingivitis, una inflamación de las encías provocada por la acumulación de placa formada por las bacterias que se alojan en la boca.

Si la higiene dental no es correcta se produce la aparición de la placa bacteriana que irrita el tejido gingival provocando la gingivitis.

La gingivitis, por lo tanto, puede aparecer en cualquier etapa de la vida, y si bien hemos dicho que su causa es una mala higiene bucodental, también influye, en su aparición, otros factores como cambios hormonales durante hechos como la adolescencia o el embarazo.

Existen hábitos que también ayudan a su aparición como el consumo de tabaco, falta de vitamina C, tratamientos que afecten al sistema inmune, fármacos para controlar el estrés, etc.

Si la gingivitis no se trata en sus primeras etapas puede derivar en periodontitis y provocar la pérdida de las piezas dentales.

Pero, no solo eso, algunos estudios apuntan a que las bacterias que provocan la placa pueden llegar al torrente sanguíneo, a través de las encías, y afectar a órganos vitales como el corazón o los pulmones.

Por lo tanto, la periodontitis requiere de un tratamiento especializado llevado a cabo por un buen profesional.

¿Qué debo hacer si me sangran las encías?

Desde luego la solución es una: visitar a tu dentista y que pueda hacer un diagnóstico y proponer una solución.

Si tu dentista detecta que se trata de gingivitis propondrá una eliminación de la placa para evitar la progresión y rebajar la inflamación. Además, te asesorará para tener una mejor higiene que evite dicha acumulación.

Un error que cometen algunas personas es que, ante el sangrado durante el cepillado, reducen el tiempo de cepillado o lo limitan a una vez al día, agravando así el problema.

El odontólogo nos recomendará qué dentífrico, tipo de cepillo y enjuague bucal es necesario para el tratamiento.

En conclusión, es importante prevenir, detectar y tratar la gingivitis y, para ello, debemos visitar a nuestro dentista para controlar la patología y nos de las pautas para evitar que derive en periodontitis.

Si necesitáis un dentista en Murcia para tratar este u otro problema, os invitamos a que conozcáis a los profesionales en odontología que trabajan en nuestra clínica dental.

Os esperamos