Consejos para un blanqueamiento dental

Consejos para un blanqueamiento dental

En un principio el blanqueamiento dental se ofrece como un tratamiento fácil, rápido y, sin apenas, efectos secundarios para el paciente. Sin embargo, no podemos dejarnos llevar por todas las recomendaciones y recetas milagro que nos ofrecen los fabricantes y empresas de servicios dentales, que aunque la mayoría de ellos son seguros, algunos geles blanqueadores o kits de blanqueamiento pueden provocar sensibilidad dental, irritación de las encías y erosión del esmalte. Un blanqueamiento dental inadecuado puede provocar reacciones no deseadas para el paciente.


Desde Clínica Tornel os aconsejamos apostar por un tratamiento personalizado y adecuado para cada tipo de dentadura, así como tener en cuenta este hecho y no dejarnos llevar por los llamados productos milagro que puedan tener consecuencias contradictorias para nuestra salud bucodental.


Es importante conocer ciertos factores cuando optas por un blanqueamiento. En primer lugar, este tratamiento tiene como objetivo devolver a los dientes su tonalidad natural, , lo que dependerá del color base de los dientes de cada persona en el resultado final obtenido. Es indispensable acudir a profesionales, ya que de no ser así, el blanqueamiento puede deteriorar y dañar el esmalte de los dientes. En Clínica Tornel contamos con un gran grupo de profesionales y amplia experiencia para devolver ese blanco natural a tus dientes de la forma más segura y personalizada.


Una de las dudas que surgen a menudo en aquellos pacientes que están valorando someterse a un tratamiento de blanqueamiento dental es si el esmalte de los dientes sufre algún daño en el transcurso de este proceso, por ello hemos de decir al respecto, que si el tratamiento se efectúa de forma adecuada el esmalte no sufre daño alguno.


Existen numerosos productos en el mercado de blanqueamiento dental que podemos utilizarlos en casa, que pueden dar una cierta mejoría en el blanco de tus dientes debido a que contienen sustancias blanqueadoras (aunque en un porcentaje muy bajo) por lo que podemos notar un cierto cambio. Estos resultados no son, ni de lejos, comparables con los que podemos obtener con un adecuado tratamiento en una clínica especializada, puesto que los resultados se hacen notar ya desde la primera sesión y pueden tener una duración mucho más prolongada, siendo cuestión de semanas o meses el blanqueamiento obtenido con los primeros y años los de una clínica especializada.


En todo caso, la higiene y cuidado bucal es esencial para que el efecto del blanqueamiento sea más duradero. Con el fin de que estos resultados sean más prolongados se recomienda cepillarse los dientes después de cada comida, al igual que usar un enjuague bucal complementario y evitar la ingesta excesiva de alimentos con una alta cantidad de pigmentos (como el café, vino tinto…) o hábitos poco saludables, como el tabaco, que contribuye también a la aparición de manchas en los dientes, además de otras patologías bucales. La nicotina va dejando una serie de restos y depósitos en los dientes y encías que provocan el oscurecimiento de los dientes.


No se trata de ningún modo de un tratamiento doloroso o molesto para el paciente, salvo una sensación de sensibilidad dental en las primeras 72 horas posteriores a su ejecución, que va desapareciendo progresivamente durante estos 3 días. Se recomienda en este tiempo tener especial cuidado con la higiene dental, así como seguir una “dieta blanca”, es decir, evitar aquellos alimentos anteriormente nombrados, que contengan un alto contenido en pigmentos, con el fin de conseguir los mejores resultados posibles.

dientes blancos