Problemas comunes en los pies

Problemas comunes en los pies

El cuidado de los pies es necesario para tener una buena salud en general. Debemos tener en cuenta que los pies soportan casi de una manera continua el peso de nuestro cuerpo y cuidarlos implica un beneficio para todo el organismo.
Dolores de espalda, en las articulaciones, etc. son muchas veces provenientes de la manera en la que el pie realiza su movimiento: la pisada.


26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos son los responsables de que podamos caminar, correr, saltar, andar y mantenernos en posición erguida.


En Clínica Dental Tornel tenemos un servicio de podología que se enfrenta a diario con pequeños y grandes problemas de los pies, a continuación os mostramos algunos de los problemas más comunes.


Juanetes. Es una desviación en el dedo gordo del pie producto de una deformación del hueso. Si no se corrige a tiempo puede causar mayores deformaciones que afecten por completo a todo el pie.
La aparición de los juanetes puede ser por cuestiones genéticas, no por el hecho de “heredar” la deformación en sí sino la forma de caminar que facilite esa deformación.
El uso de un calzado inadecuado también puede potenciar la aparición de los juanetes. Un exceso de tacón o acabados en punta son zapatos que pueden provocar esta deformación en el pie.


Fascitis plantar. La inflamación del tejido grueso en la planta del pie da lugar a la fascitis plantar. Puede causar graves molestias y dificultad para andar. La causas son diversas desde un exceso de tensión en el tendón de Aquiles, debilidad del músculo sóleo, estar demasiado tiempo de pie o largas marchas, etc.
La solución pasa por rehabilitación y la utilización de plantillas ortopédicas.


Dedos en garra. Cuando los dedos se “encogen” impidiendo que los dedos, sobre todo el 2º y el 3º, tengan una completa funcionalidad se produce una disfunción en el pie denominada “dedos en garra o martillo”.


Uña encarnada. Cuando el crecimiento de la uña hace que se clave en los dedos del pie se conoce como onicocriptosis o “uña encarnada”. Dicho problema causa dolor e inflamación y si no es tratada a tiempo puede conducir a una infección grave.


Pies planos. La ausencia de arco en el pie da lugar al conocido como pie plano, aunque es un problema que en la mayoría de los casos no produce dolor se debe corregir con plantillas y zapato ortopédico para que no afecte al modo de caminar.


Pies cavos. A diferencia del anterior, el pie cavo presenta una elevación excesiva del arco del pie y sí que puede presentar molestias y dolor. Suele producirse por una tensión y acortamiento de la musculatura en la planta del pie.


Estos son sólo algunos ejemplos de los problemas más comunes que afectan al pie, sean más o menos graves o molestos, lo que nuestro equipo de podólogos quiere transmitiros sobre todo es que no debéis dejar de lado el cuidado de los pies. Una incorrecta forma de caminar os puede conducir a problemas más graves en articulaciones, tendones, etc.

En Clínica Dental Tornel tenemos un servicio de podología en el que podéis confiar para hacer llegar vuestras dudas.