Tratamiento para dejar de apretar los dientes

Tratamiento para dejar de apretar los dientes

En un artículo anterior ya os contamos lo que era el bruxismo, lo que comúnmente se conoce como apretar o rechinar los dientes. Las consecuencias de sufrir bruxismo es el desgaste de las piezas dentales pero también produce dolores de cabeza, de mandíbula e incluso alteraciones del sueño ya que suele ser durante la noche cuando más se produce.
Apretar y friccionar unos dientes contra otros suele darse tanto en niños como en personas adultas y es necesario un tratamiento que lo palie puesto que ponemos en riesgo nuestra salud dental ya que se puede dar lugar a fracturas en los dientes, erosión y retractación de las encías.
El rechinar de los dientes suele estar asociado a estados de estrés o ansiedad pero también se tienen en cuenta factores neurológicos o dentales como por ejemplo la estructura de los dientes y la mandíbula.

Tratamiento para el bruxismo

El tratamiento pasa siempre, en primer lugar, por acudir a nuestro dentista y que valore el problema, observe si se está produciendo el desgaste de las piezas dentales, compruebe la morfología de la boca, etc.
El odontólogo puede recomendarnos el uso de férulas de descarga, un molde para la dentadura que se coloca durante la noche para proteger los dientes del desgaste. En otros casos, es posible que se necesite un ajuste de los dientes y se deba recurrir a la ortodoncia para mejorar la posición de los dientes. Además del uso de férulas o de ortodoncias podemos intentar solucionar los casos más leves con otras prácticas.
Relajar la mandíbula. Durante el día podemos estar apretando la mandíbula produciéndonos una tensión innecesaria. Siempre que seamos conscientes de ello debemos relajar la mandíbula por ejemplo poniendo la punta de la lengua en el paladar detrás de los dientes. Un fisioterapeuta puede ayudarnos a mejorar nuestra postura y aprender a relajar la mandíbula de forma más eficaz.
Puesto que el bruxismo se relaciona con estados de estrés y ansiedad es importante que no se abusen de bebidas o sustancias excitantes como la cafeína o el tabaco.
Deporte. Siguiendo la teoría de que los estados anímicos influyen en el rechinar de dientes, el deporte puede ser una forma natural de descargar tensiones antes de que llegue la noche. Del mismo modo, se pueden aprender técnicas de relajación que podemos poner en práctica antes de dormir.

En cualquiera de los casos, desde Clínica Dental Tornel, os recomendamos que acudáis a un especialista que pueda valorar vuestro estado dental y os aconseje mejor los pasos que debéis tomar. En el caso del bruxismo infantil es importante que tratéis el problema cuanto antes para evitar un desgaste prematuro de los dientes y evitar mayores daños musculares. En nuestra clínica no sólo podréis recibir tratamiento para el bruxismo sino que también podréis concertar una cita con nuestro fisioterapeuta para mejorar la relajación muscular y aliviar la tensión bucodental.