Tratamiento de la caries dental

La caries dental es la tercera enfermedad en importancia en nuestro país, después del cáncer y las enfermedades cardiovasculares. según la encuesta oral de salud en España de 2010, uno de cada dos jóvenes españoles (12 y 15 años)tiene caries en dientes definitivos, y uno de cada tres tiene caries en dientes de leche (a los 5-6 años) : a partir de los 35 años de edad la prevalencia de caries el del 92-94%. por tanto, es una enfermedad endémica en nuestro media, hasta el punto de ser aceptaba por la mayor parte de la población como algo consustancial a su existencia.

Esta situación nos obliga más que nunca y a pesar de los tiempos de crisis que corren, a hacer hincapié en su tratamiento, ya que las consecuencias de su libre evolución pueden ser irreversibles a lo largo plazo, considerando desde la desvitalización de los dientes hasta la perdida de los mismos. que además económicamente, son mucho más difíciles de afrontar.

la caries es una enfermedad infecciosa multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana, su tratamiento son las obturaciones o empastes dentales que consisten en limpiar la cavidad resultante de una caries para luego rellenarla con algún material. Este proceso rehabilita así la anatomía dental para una apropiada estética, función, masticación y oclusión de los dientes con sus antagonistas y consigue un ben sellado que impide que vuelva a producirse la lesión cariosa.

Los materiales más comunes son los amalgamas de planta y las resinas compuestas o composites. Las amalgamas dentales son el resultado de una aleación de mercurio con plata y estaño, principalmente en la actualidad han caído un poco en desuso a favor de los composites que son obturación mas estéticas, del color del diente, por lo que permiten también su uso en dientes anteriores, y además no contienen metales pesados.

Las obturaciones o empastes de composite precisan de un protocolo estricto en su ejecución para que sean efectivos, ya que se trata de materiales adhesivos y no permiten las coexistencia de saliva cuando se están confeccionando, por esta razón el aislamiento relativo y absoluto, siempre que la situación lo permita, es una condición indispensable de trabajo.