Uña encarnada

En ocasiones, las uñas de los pies no crecen de la forma deseada, por lo que hay que llevar a cabo un mantenimiento continuo recortando de forma correcta los bordes para evitar que se claven en la carne.

Cuando este mantenimiento falla, no queda más remedio que acudir a un especialista para que retire la porción de uña que se clava y trate la herida resultante, que por efecto de las condiciones en las que se encuentra el pie día a día, se encontrará infectada con toda probabilidad.

Una uña encarnada es un problema bastante común que surge en la esquina o los laterales de las uñas de los pies, don cela uña nace en dirección de la carne, lo provoca una sensación de dolor e hinchazón, y en muchas ocasiones también desemboca en infecciones si no se trata adecuadamente.

Lo recomendable para que la infección no llegue a producirse es acudir a un experto que retire el trozo de uña que ha crecido de forma incorrecta, y de esta forma cure y desinfecte la zona de la herida creada. Con sus recomendaciones y tratamientos conseguiremos eliminar por completo esta incómoda afección denominada uña encarnada o uñero.